Una investigación muestra la razón por la que no deberíamos volver a tocar las pantallas táctiles del McDonalds

Enlace patrocinado

A todos nos gusta disfrutar de una buena comida fuera de casa, pero a veces no nos paramos ni siquiera a pensar en las condiciones higiénicas que está esa comida que vamos a consumir. Es por eso que un grupo de científicos de la Universidad Metropolitana de Londres se puso analizar algunos McDonalds de la capital británica y lo que descubrió te va a dejar con la boca abierta.

Los restaurantes tenían restos de bacterias de las heces

Wikipedia Commons

Los investigadores analizaron un total de 6 locales de comida rápida en Londres y encontraron bacterias como la listeria, pero además también encontraron coliforme, que es una bacteria que se halla en las heces humanas. Estos restos se encontraron concretamente en las pantallas que usan los clientes para pedir la comida sin hacer cola.

Los científicos analizaron 6 locales de Londres

Enlace patrocinado

“Nos sorprendimos todos con la cantidad de bacterias intestinales y fecales que había en las máquinas”, explicaba uno de los científicos, que mencionaba que estas bacterias pueden causar enfermedades y diarrea.

Además, los investigadores se mostraron bastante preocupados por haber encontrado listeria ya que como insisten  “Esto puede ser muy contagioso y un problema para quienes tienen un sistema inmune débil”. Por eso, recomiendan que quienes usen estas pantallas no coman justo después ya que puede transmitir enfermedades.

La listeria puede ser muy contagiosa

McDonald’s por su parte ha afirmado que suelen limpiar las pantallas con desinfectante, aunque los expertos creen que esto no es suficiente y que no son higiénicas. Sin embargo, un portavoz de la compañía ha insistido en que estas herramientas se limpian a diario y que además, en los restaurantes hay aseos para que los clientes se laven las manos antes de comer.

Enlace patrocinado

Enlace patrocinado
View this post on Instagram

We have acts of kindness in common: Ontaria & Greg. A model and a travel manager with more in common than we think. • Ontaria, 21 There’s one moment I’ll never forget. In middle school, my friend came to McDonald’s with me and out of the blue, she bought my whole meal. She paid for my McChicken and a vanilla cone. I don’t know why it’s stuck with me for so long, but I still think about it today. It was amazing. For being so young, it was so thoughtful and kind. I'll always remember that. • Greg, 57 (left) One of my most profound McDonald’s experiences was when I was living in LA. I walked into a McDonald's and noticed a homeless person outside. I didn't have a lot of money myself, but I ended up buying him a meal. He burst out crying. He hugged me. He was so appreciative. The manager of the store actually saw what I was doing and ended up giving him a gift card. Because I gave back, he gave back. I thought that was really cool.

A post shared by McDonald's (@mcdonalds) on

¿Te ha sorprendido este hallazgo en los McDonalds? ¡Cuéntanos en los comentarios!

¡Comparte con tus amigos y familiares para que se enteren de todo!

Fuente: metro
Imagen de portada: Wikipedia Commons / Wikipedia Commons
Enlace patrocinado