Villafranca: Las imágenes de Google que han causado el cachondeo por todo el pueblo

Enlace patrocinado

En la aplicación de Google Maps podemos encontrar, literalmente, de todo, desde un hombre haciéndole un ‘calvo’ a la cámara, hasta algo terrorífico situado en terrazas y que al buscar un hotel o una casa nos da el susto de nuestra vida.

El último descubrimiento ha causado muchas risas en redes sociales y no es para menos.

Las imágenes de un divertido accidente de Google Maps

Una chica buscaba su pueblo en la aplicación de mapas y se sorprendió bastante con lo que se encontró, una escena que ha despertado el cachondeo de muchos. En las fotos que compartió en Twitter se puede observar la caída de un niño de su triciclo.

Twitter/@buterasroad
Enlace patrocinado

A la imagen le adjuntaba este texto: “Estaba buscando un sitio en el pueblo en google maps y de repente me encuentro con esto”.

Acto seguido aparece en escena una mujer que creemos que va a socorrerlo, pero lo primero que hace es coger la bicicleta, y lo segundo: ponerse a hablar con otra señora que pasaba por allí delante del niño, suponemos que consciente, que se encontraba tirado en el suelo mirando para arriba.

“Luego se encuentra con una señora y comienza a hablar”, seguía el hilo de la twittera.

Enlace patrocinado

La divertida historia del pobre niño se ha convertido en un fenómeno viral que cuenta con más de 11000 retweets y 20000 ‘Me gusta’. Hay reacciones de todo tipo:

Hay quién hace sus propias suposiciones: “Y si en verdad no es de su familia y estamos viendo como le roban la bici XD”, comentaba ese usuario.

Enlace patrocinado

Podemos decir que esta inocente caída del niño, quedará inmortalizada para siempre. Menos mal que cuando éramos pequeños no había Google Maps, sino también nos hubiera tocado a nosotros y cualquier traspiés hubiera podido ser captado por una cámara de Google…

¿Qué opinas de la señora que se acerca a recoger la bicicleta antes que a  socorrer al niño?

¡Comparte esta divertida curiosidad de Google Maps con tus amigos!

Fuente:elcomercio
Enlace patrocinado