Un pescador ruso encuentra una bolsa con 54 manos humanas en mitad de Siberia

Siberian Times
Enlace patrocinado

La policía rusa investiga la misteriosa aparición de una bolsa con 54 manos humanas en el canal de Beshennaya, en una pequeña isla de Siberia. Todo ocurrió después de que un pescador encontrara una mano humana en una zona muy frecuentada por los lugareños.

Encuentran una bolsa con 54 manos humanas en un río en Siberia

En una pequeña isla helada en Siberia, sobre el canal Beshennaya del río Amur, un hombre encontró una mano humana cortada en el suelo en una zona de pesca muy frecuenta y avisó a la policía. Cuando las autoridades se pusieron a investigar, descubrieron una bolsa con 53 más a varios kilómetros.

La zona es un área ubicada a unos 30 kilómetros de la frontera con China, cerca de un pueblo llamado Vladimirovka. La Policía rusa ha comenzado una investigación para averiguar por qué y cómo pudieron llegar hasta esa zona las manos cortadas.

Enlace patrocinado

Según informan, se han identificado las huellas de una de las manos, lo que dará más pistas sobre la investigación. Mientras tanto, se siguen analizando las demás. Recuperar las huellas dactilares de manos cortadas y congeladas es una tarea muy difícil.

Las primeras hipótesis apostaban a que las manos fueron cortadas como castigo por delitos de hurto, el periódico ruso Siberian Times asegura que junto a los restos humanos también fueron halladas fundas de zapatos de plástico de uso hospitalario y diversos vendajes, por lo que tampoco descartan la posibilidad de que hayan sido imputadas de cuerpos sin vida en algún hospital cercano.

Otra versión es que las manos habían sido cortadas para evitar que la policía identificara los cuerpo de víctimas de un posible asesinato múltiple, y cuyos restos podrían haber sido utilizados para el tráfico de órganos en el mercado negro, o incluso para algún tipo de investigación ilegal.

¿Habías escuchado el macabro suceso? ¿De qué crees que se trata? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Enlace patrocinado

¡Comparte  esta historia con tus amigos!

Imagen de portada: Siberian Times
Fuente: Siberian Times
Enlace patrocinado